jueves, 21 de agosto de 2014

Descubriendo Sitios: La Fonda de María Mandao


Hoy quiero hablaros de un sitio que descubrí hace poco, La Fonda de María Mandao. Mi amiga Isa de del Blog SuattShoes, me lo había recomendado varias veces, y tenía bastantes ganas de ir. Pero no fue hasta hace 2 semanas, al reunirnos las chicas de It Huelva para celebrar el cumpleaños de Isa, cuando finalmente pude hacerlo.

Me gustó tanto en todos los sentidos, que tenía que apuntarlo en la lista de “sitios por descubrir”, que mi chico y yo llevamos tiempo haciendo con todos aquellos sitios que nos recomiendan o que nos llaman la atención, para ir posteriormente con tranquilidad a probarlos juntos.

¡Así que fuimos! Y aquí os cuento lo que pedimos y cuáles fueron nuestras impresiones…

                                         
Está situado en Calle Vázquez López nº 11 (Huelva), junto al Gran Teatro.

La carta está llena de platos de distintos precios, entre los que encontraréis bastantes tapas elaboradas por 3 €, de las que recomiendo probar si no todas, al menos si todas las que nosotros probamos aquel día.

En primer lugar pedimos “Tosta de boquerones en vinagre con berenjena y tomates secos”, y “Ventresca en ensalada con pasas” con una salsa que no recuerdo exactamente qué llevaba, pero que era muy suave y quedaba genial en suma con el resto del plato. Todo a compartir como siempre, para poder intercambiar opiniones como nos gusta hacer.



En segundo lugar, como nos encantan las hamburguesas de elaboración casera y con toques personalizados (lejos de las industriales de las cadenas de comida rápida que nada tienen en especial), pedimos las 2 que había en la carta: “Langostino en hamburguesa con rúcula y cebolla caramelizada” con mermelada de frutos rojos, y “Secreto, setas e higos en hamburguesa” con mostaza francesa. Se notaban perfectamente los trocitos de sus componentes, lo que permitía disfrutar aún más de su sabor tanto por separado como en conjunto, además del estupendo toque que le daban las salsas de las que venían acompañadas.

También pedimos “Crujientes de morcilla, manzana asada y piñones” con compota, que para los amantes de la morcilla en todas sus combinaciones como es el caso de mi chico, es un plato obligado en este restaurante. Exquisito.



Y para terminar, no podía faltar un postre que nos dejara el dulzor que siempre se apetece después de una buena comida. En este caso, optamos por la “Tarta de chocolate y galletas”. La tarta de galletas que nuestras madres nos han hecho toda la vida por nuestros cumpleaños, con un sabor y una textura excelentes, acompañada de una pizca de salsa de mango, que le da un toque exótico y diferente a la vez que riquísimo.






¿Nuestro veredicto? Excelente y cuidada presentación, para unos platos que hablan por sí solos. Repetiremos pronto espero, para probar el resto de tapas que nos llamaron la atención.



¿Y vosotros/as? ¿Conocíais este sitio?                                                                                           
Los detalles del outfit que elegí para aquel día, los tenéis en el post anterior (aquí).


oxox


Mia







2 comentarios:

  1. Qué buena pinta todo. Yo también quiero ir con mi chico de nuevo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que volver a probar otras cuantas cosas más... :P

      Eliminar