lunes, 31 de octubre de 2016

Halloween Pumpkin DIY


¿Tienes ya tu calabaza de Halloween? ¡Descubre cómo hacerla!

Telarañas, calaberas, brujas, fantasmas, tumbas, etc... Son muchos los objetos que podemos utilizar para decorar nuestra casa la noche de Halloween... Pero si hay uno totalmente imprescindible, ¡es una calabaza terrorífica! Si aún no tienes la tuya, te mostramos el DIY paso a paso para que puedas hacerla tú mismo/a en casa.

Aquí tienes varias opciones para que puedas realizar la que más te guste o te convenga. ¡Empezamos!

  • Toma nota de los siguientes instrumentos y ponte manos a la obra. Necesitas...



OPCIÓN 1
  • Esta primera opción es muy fácil, rápida y sencilla, y está pensada para quienes a penas tienen tiempo de hacer trabajos manuales, o quienes simplemente no les gustan demasiado o no se atreven a hacerlos. Para ella solo necesitas las tijeras y la cinta aislante de color negro.
  • Lava tu calabaza y sécala bien con un trapito o papel higiénico. Después recorta la cinta aislante simulando las partes de la cara de la calabaza. Pégalas en el lado que más te guste te tu calabaza, ¡y listo!



OPCIÓN 2
  • Si te gustan las manualidades, eres más o menos mañoso, y además quieres conseguir que tu calabaza de Halloween dé realmente miedo, ¡sin duda esta es tu opción! Igualmemte es muy fácil de hacer. ¿Empezamos?
  • Después de lavar y secar bien la calabaza, dibuja con un lápiz o rotulador la silueta de la cara que quieres que tenga. ¡Cuanto más terrorífica mejor! Si no tienes claro cómo hacerlo, puedes buscar en pinterest, donde encontrarás cantidad de imágenes que te servirán como inspiración. 
 

  • Seguidamente, coge el cuchillo, y recorta con cuidado la parte de arriba para hacerle el sombrerito. Procura que quede lo más redondo posible. Después, ayúdate de una cuchara sopera para rebañar bien la calabaza por dentro y sacar toda la carne y las pipas. Intenta que la parte de abajo quede más o menos lisa, para que cuando coloques la vela esta quede bien asentada, y seca bien las paredes del interior con papel higiénico. Guarda la carne de la calabaza en el frigorífico para poder utilizarla posteriormente para cocinar. Si no sabes cómo prepararla, métela en el congelador, ya que pronto te daremos algunas recetas de lo más sanas, sabrosas y fáciles de hacer.



  • A continuación, Vuelve a utilizar el cuchillo, esta vez para recortar la silueta de la cara de tu calabaza. Procura que queden líneas rectas y definidas, para que al iluminarla se vea bien. Recorta también el sobrante de la parte de abajo del sombrerito.


  • Por último, para que sea una aténtica calabaza de Halloween, coge una vela pequeñita e introdúcela dentro, intentando que quede en el centro para que no se quemen las paredes. Enciende la vela y coloca el sombrerito, ¡y listo! ¿No es alucinante lo chula que queda? Y lo mejor de todo, ¡podrás decir que la has hecho tú mismo/a!


  • Si quieres que aún sea más terrorífica, colócala en una zona oscura.¡Dará realmente miedo!




Si aún no tienes tu calabaza terrorífica, corre a la frutería o supermercado más cercano para hacerte con una, y ponte manos a la obra, ¡solo quedan unas horas para la noche de Halloween!
Si te animas a hacerla, ¡sube una foto a tus redes y etiqueta a @Chiccheapeasy para que podamos verla!


xoxo


Mia

2 comentarios:

  1. ¡Meeeeeee encantaaaaa! La opción 1 está muy bien para cuando nos queda poco tiempo o tenemos ganas de liar mucho jajaja ¡Pero la segunda es muy molona! Y con la luz apagada queda realmente bien la verdad :) Besitos mi niña

    http://untoquedcolor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi niñaaaa! La verdad es que la hice un poco con prisas y me quedó un poco peor que de costumbre... Pero quedan chulísimas si les dedicas un poquito de tiempo y paciencia... El año que viene pienso hacer unas cuantas distintas! :D

    Besitos amor!

    ResponderEliminar